Problemas Específicos de Aprendizaje

El retraso escolar puede darse por muchas causas, normalmente mas de una a la vez. Entre ellas y de forma mayoritaria están presentes las Dificultades Específicas de Aprendizaje como denominador común.

Normalmente la alarma salta cuando al llegar a primaria las dificultades de lectura, comprensión lectora, o matemáticas, resultan evidentes y suponen ya una pesada mochila para el niño.

Es conveniente actuar cuanto antes

Desde nuestro enfoque es importante actuar antes, en la etapa preescolar, cuando ya suele ser evidente que el niño no va a llegar a la etapa escolar, con la habilidades necesarias para cumplir sus objetivos. No porque carezca de inteligencia, sino porque el sistema fundamental, lo mas básico para el aprendizaje no está totalmente desarrollado para empezar la escuela: atención, equilibrio, coordinación y reflejo postural (saber estar quieto cuando sea adecuado).

Este concepto de estar maduro para el aprendizaje no es nuevo en absoluto. Rudolf Steiner, (1861- 1925), ya lo propuso al afirmar que la parte intelectual y sus actividades relacionadas solo deben empezar cuando sale el primer molar permanente, sobre los seis años, pues esto muestra una maduración global del niño.

Hoy la neurociencia confirma que las conexiones neuronales necesarias para transformar lo que leemos en lo que decimos, (grafema en fonema), se terminan de formar sobre los seis años. Lo mismo que el creador de las escuelas Waldorf afirmaba, gracias a su fina observación, hace mas de cien años.

El Método Padovan y el Método Tomatis ayudan a potenciar el Neurodesarrollo del niño para que alcance la integración sensorial y motriz, que exige pasar a la etapa escolar.

¿Que herramientas de aprendizaje ha de tener disponibles un niño que empieza su etapa escolar?

  • Motivación para el aprendizaje: los niños tienen que estar motivados para aprender.
  • Todo cuanto hacemos es con el cerebro y este se desarrolla con el movimiento y la estimulación adecuada.
  • Ha de reconocer y gestionar adecuadamente sus emociones.
  • Las estructuras básicas del sistema nervioso han de estar bien comunicadas (“mielinizadas”).
  • Es necesario un buen equilibrio: andar, correr y saltar.
  • El niño que empieza a manejar la lectura y la escritura tiene que haber desarrollado una correcta definición de la lateralidad, diestra o zurda, sin cruces laterales.

10 años trabajando en equipo

atención domiciliaria, trabajo en el entorno natural del niño.

Lourdes Lizaso

  • Licenciada en Pedagogía
  • Master en Logopedia
  • Terapeuta Método Tomatis
  • Estimulación Infantil
  • Master en terapia de familia y de pareja

636 92 22 70

lourdes@dificultadesaprendizaje.com

Lourdes Lizaso

  • Licenciada en Pedagogía
  • Master en Logopedia
  • Terapeuta Método Tomatis
  • Estimulación Infantil
  • Master en terapia de familia y de pareja

Felix Cía

  • Reorganización Neurofuncional (Padovan)
  • Terapeuta TMR (Reflejos Primarios)
  • Reeducación Corporal Funcional
  • Trastornos de Lateralidad
  • Profesor Yoga – Master Yogaterapia y gestión del estrés

636 92 22 70

felix@dificultadesaprendizaje.com

Felix Cía

  • Reorganización Neurofuncional (Padovan)
  • Terapeuta TMR (Reflejos Primarios)
  • Reeducación Corporal Funcional
  • Trastornos de Lateralidad
  • Profesor Yoga – Master Yogaterapia y gestión del estrés